CLICK EN STOP PARA DETENER REPRODUCTOR

RECORDAR - RECORDAR - RECORDAR - RECORDAR - RECORDAR

PRUEBA 5: YA FUE FIJADA LA FECHA EN CLASES, REVISAR EN EVALUACIONES



Recuerda se aproxima evaluación 5. Estudia con tiempo

Recuerda se aproxima evaluación 5. Estudia con tiempo

Recuerda se aproxima evaluación 5. Estudia con tiempo

Recuerda se aproxima evaluación 5. Estudia con tiempo

domingo, 21 de febrero de 2010

La Guerra De Arauco

INICIO DE LA GUERRA DE ARAUCO

De regreso en Santiago, Valdivia y sus hombres emprendieron la conquista del sur avanzando hasta la desembocadura del río Biobío.



ENFRENTMIENTOS AL SUR DEL BIOBIO Y
FUNDACIÓN DE CONCEPCIÓN

La noche del 22 de febrero de 1550 los españoles se vieron atacados por un ejército indígena en el valle de Andalién. Una vez que lograron resistir el ataque, siguieron avanzando y asentaron un fuerte en la bahía de Penco, donde se fundó la ciudad de Concepción el 3 de marzo de ese mismo año.

ENFRENTAMIENTO EN VALLE DEL ANDALIÉN

CONSTRUCCIÓN DE FUERTE DE PENCO

ALDEA MAPUCHE EN PENCO

EL AVANCE CONTINUABA

El avance de las tropas españolas sirvió para reafirmar lo diverso del territorio que estaban conquistando, ya que:

1.- Se encontraron nuevas especies de animales y plantas.

2.- Se encontraron con recursos minerales que aún no habían sido explotados.

3.- En estas tierras lluviosas y boscosas vivía, además, gran cantidad de indígenas que los españoles creían que podían someter a distintos trabajos.



Comenzaron a dirigir la explotación de lavaderos de oro y a fundar fuertes y ciudades. De esta iniciativa surgieron las ciudades de:

·        La Imperial.
·        Valdivia.
·        Villarrica.
·        Los Confines (Angol).

Sin embargo, la conquista era más aparente que real. Los españoles eran pocos, estaban dispersos en un extenso territorio que desconocían y la resistencia mapuche crecía. Los enfrentamientos no se hicieron esperar. Se iniciaba la Guerra de Arauco.

LA GUERRA DE ARAUCO

Fue una larga lucha armada por la disputa de un territorio que para unos era propio y que otros querían hacer suyo. Los españoles debieron enfrentar ataques menores y “levantamientos”.


EL PRIMER LEVANTAMIENTO INDIGENA: LAUTARO, EL LIDER




El primer gran levantamiento, fue liderado por Lautaro; con este levantamiento, se escribió además el fin del gobierno de Valdivia. En el fuerte de Tucapel cayó prisionero y luego fue ajusticiado. Corría el mes de diciembre de 1553.


Con la muerte de Valdivia se produjo un quiebre en el proceso de la conquista de Chile.


DISPUTA POR EL DERECHO A SUCEDER A PEDRO DE VALDIVIA

Entre los años de 1554 y 1557 sus compañeros se disputaron el derecho a sucederlo:

1.- Francisco de Villagra se encontraba en Concepción en la guerra contra los indígenas y todos los cabildos del sur lo nombraron gobernador.


2.- Francisco de Aguirre, que se localizaba en Santiago del Estero (actual Tucumán, Argentina), fue reconocido por el cabildo de La Serena.


3.- Rodrigo de Quiroga fue nombrado Capitán General por el cabildo de Santiago.




LA GUERRA DE ARAUCO CONTINUABA

Mientras tanto, la guerra se extendía y el levantamiento indígena continuaba. Lautaro lo lideraba y demostraba sus dotes estratégicas y sus conocimientos sobre el enemigo.

LAUTARO EL LIDER

Cuando niño había sido tomado prisionero por las huestes españolas y, con el nombre de Felipe, a los 16 años se había convertido en mozo de caballerizas al servicio de Valdivia.
Desde esa posición aprendió las estrategias de guerra hispanas y conoció de cerca sus fortalezas y debilidades. Toda esta información la puso al servicio de su pueblo, lo que le permitió obtener importantes victorias.



Entre sus triunfos destaca el logrado en la llanura de Marigüeñu, al sur de Concepción, donde derrotó a los españoles al mando de Francisco de Villagra, quienes debieron abandonar la defensa de aquella ciudad. Lautaro comenzó entonces a avanzar hacia el norte con el objetivo de atacar Santiago. Llegó incluso a cruzar el río Maule, pero Villagra logró detener las fuerzas mapuches en la batalla de Peteroa (1557), donde Lautaro encontró la muerte.

NUEVOS ESFUERZOS Y DIFICULTADES DE LA CONQUISTA

EL SUCESOR DE PEDRO DE VALDIVIA


El virrey del Perú nombró a su hijo García Hurtado de Mendoza, de tan solo 21 años de edad como el sucesor de Pedro de Valdivia. Llegó en 1557 al puerto de Coquimbo donde se hizo reconocer como gobernador y envió parte de sus tropas por tierra.

Luego se asentó en la isla Quiriquina, en la costa de Concepción, y al llegar al continente se propuso la tarea de repoblar los pueblos y fuertes abandonados tras los ataques de Lautaro y sus tropas.

En la comitiva del gobernador García Hurtado de Mendoza venía el poeta Alonso de Ercilla y Zúñiga, quien dejó testimonio de la valentía y capacidad militar de los mapuches en su obra “La Araucana”.



GARCÍA HURTADO DE MENDOZA

García Hurtado de Mendoza comenzó a avanzar hacia el sur repoblando:

·        Concepción.
·        Imperial.
·        Villarrica.
·        Valdivia.

Además fundó Cañete y Osorno.

SURGE LA FIGURA DE CAUPOLICAN


Caupolicán, cacique de Pilmaiquén, era el nuevo líder de las fuerzas mapuches. Menos estratega que Lautaro, pero con igual decisión, enfrentaba cualquier intento hispano de recuperar los territorios del sur. En las ciénagas de Lagunillas se enfrentó a los españoles, donde murió gran parte de su tropa. Fue tomado prisionero en un cahuín en Pilmaiquén, siendo ejecutado públicamente por los españoles.

Finalizado el gobierno de García Hurtado de Mendoza (1561) la guerra continuó, manteniendo una fuerte tensión y obligando a grandes gastos en defensa. Los españoles persistieron porfiadamente en el territorio mapuche, haciendo de la guerra un conflicto sin fin y continuando con las exploraciones y la fundación de ciudades.
Al peligro que significaba la resistencia mapuche para los españoles, se agregó el ataque de piratas y corsarios.


UN NUEVO PELIGRO: PIRATAS Y CORSARIOS

Los piratas eran salteadores del mar que robaban por cuenta propia y para su beneficio particular.




Los corsarios, en cambio, eran particulares que obtenían del gobierno de su país una “patente de corso”, es decir, un permiso especial para atacar a los Estados enemigos.

A raíz de los conflictos de España en Europa con los reinos de Inglaterra, Holanda y Francia, se hicieron habituales las expediciones de corsarios ingleses, holandeses y franceses que saqueaban los puertos americanos y capturaban los barcos del comercio controlado por los españoles. Los beneficios de los pillajes se repartían entre los corsarios y el gobierno respectivo.

LUGARES ASOLADOS POR LOS CORSARIOS

En Chile, los corsarios asolaron los puertos de Valparaíso, Quintero y Coquimbo. Estas incursiones hacían ver la importancia de controlar el estrecho de Magallanes y de fortificar lugares estratégicos de la costa.


LAS ACTIVIDADES ECONÓMICAS

Como toda sociedad organizada, los españoles debían contar con sistemas productivos para obtener recursos. Si bien su gran interés era obtener oro, también debían alimentarse y vestirse. En consecuencia, aparecía un nuevo problema que debían enfrentar los españoles además de los constantes conflictos armados entre indígenas y españoles y a los ataques de los corsarios.


Las continuas guerras afectaban las actividades económicas que se desarrollaban en la zona del conflicto. Aunque la guerra no afectaba directamente a la zona central, había que incurrir en gastos para sostenerla. Por otra parte, los españoles también se vieron perjudicados por el hecho de que utilizaban el trabajo de los indígenas a través del sistema de la encomienda (ver más abajo) y el número de indígenas comenzó a reducirse gravemente debido a los malos tratos y al contagio de enfermedades.

La economía de los indígenas también tuvo graves inconvenientes. Sus cultivos eran arrasados en cada conflicto bélico con los españoles y la población se veía afectada por la guerra, la toma de prisioneros y las enfermedades.

La difícil situación de los mapuches no debilitó sus ansias de resistir y expulsar a los españoles de su territorio.

LA ENCOMIENDA:

Era un sistema mediante el cual un grupo de indígenas era designado o encargado a un español al que debían pagar los tributos, en vez de dárselos a la Corona.
Francisco de Aguirre, encomendero 
de los indios del Valle del Cachapoal

A cambio de ello, el español –convertido en encomendero– debía evangelizarlos y protegerlos. En la práctica, este sistema se desvirtuó: muchas veces los indígenas pagaban al encomendero, no con productos, sino trabajando para él. Los encomenderos no siempre cumplieron con sus obligaciones.

Transcurridos pocos años, algunos sacerdotes comenzaron a denunciar los abusos y maltratos que sufrían los indígenas encomendados. La Corona entonces dictó medidas de protección al indígena para suprimir el trabajo de mujeres embarazadas, niños y ancianos, evitar el maltrato y poner fin al servicio personal reemplazándolo por el pago de tributos en metal o productos, pero no tuvieron éxito en la práctica. Estos abusos provocaron la disminución de la población indígena.

UN GRAN LEVANTAMIENTO: EL CACIQUE PELANTARO


A fines del siglo XVI tuvo lugar un gran levantamiento dirigido por el toqui Pelantaro. Corrían los últimos días de diciembre de 1598 y el gobernador Martín García Oñez de Loyola se enteró de que Angol estaba siendo amenazada. Se dirigió allá desde La Imperial e hizo campamento en las orillas del río Lumaco, en un sitio denominado Curalaba. Al amanecer del día 23 fue atacado por sorpresa por Pelantaru y su tropa; el gobernador fue muerto y su ejército derrotado. Luego de esa victoria las fuerzas indígenas continuaron con su avance, obligando a los españoles a abandonar las ciudades al sur del río Biobío.



No hay comentarios:

Publicar un comentario

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.