CLICK EN STOP PARA DETENER REPRODUCTOR

RECORDAR - RECORDAR - RECORDAR - RECORDAR - RECORDAR

PRUEBA 5: YA FUE FIJADA LA FECHA EN CLASES, REVISAR EN EVALUACIONES



Recuerda se aproxima evaluación 5. Estudia con tiempo

Recuerda se aproxima evaluación 5. Estudia con tiempo

Recuerda se aproxima evaluación 5. Estudia con tiempo

Recuerda se aproxima evaluación 5. Estudia con tiempo

viernes, 19 de febrero de 2010

Diversión En La Colonia

Toda sociedad necesita tener espacios para celebrar, conmemorar o, simplemente, divertirse; la sociedad colonial no fue la excepción. 

La Plaza de Armas fue el espacio donde aristócratas y mestizos compartieron para celebrar: 

  • La llegada de una autoridad política, 
  • El nacimiento de un príncipe, 
  • Ver el paso de una procesión, 
  • Conmemorar el día del patrono de la ciudad 
  • Para divertirse observando una corrida de toros o de caballos. 

Sin embargo, una sociedad jerarquizada como la colonial, entregaba a cada sector social sus propios espacios de diversión y ocio. 

Diversión En los sectores Aristocráticos

Las Tertulias
Fueron el centro de reunión y entretención propia de la élite; allí las familias aristocráticas mostraban y daban a conocer sus ropas y joyas traídas de Europa. 


La tertulia reunía a hombres y mujeres que conversaban, jugaban naipes o reflexionaban sobre el acontecer público. El espacio escogido era el salón principal de la casa, llamado “cuadra” adornado por espejos, cuadros religiosos y velas. Al ritmo de un arpa o una guitarra algunos se animaban a bailar danzas como las polcas y cuandos. Mientras tanto los sirvientes se encargaban de atender a los visitantes con cacao, mistela, dulces, y otras delicias culinarias.

Diversión En Los Sectores Populares

Chinganas:
La palabra chingana proviene del vocablo mapuche que significa escondrijo. Habría aparecido en la segunda mitad del siglo XVIII, y era una especie de taberna localizada en las afueras de la ciudad. Allí, peones, jornaleros, labradores, comerciantes ambulantes y artesanos también disfrutaban de espacios propios de encuentro y celebración.


Algunos historiadores las han llamado también ramadas. Fueron el centro de entretención de los sectores populares, ahí compartían mestizos e indios, animados relatos al ritmo de una guitarra, un arpa o un piano. Se bebía chicha, aguardiente y vino. Este era el ambiente ideal para el desarrollo de entretenciones como juegos de cartas, dados, rifas y otros juegos de azar. Algunos historiadores señalan que en las chinganas está
el origen de la cueca y de las ramadas dieciocheras chilenas.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.